category

Alimentación

La terapia del ayuno en la sociedad actual

¿Alguna vez has oído hablar del ayuno terapeutico? Sí, ya sé que escuchamos esto por estos lares y nos suena a rollo místico, oriental o como medicina alternativa, eso como poco.  Pero realmente se está convirtiendo en algo muy de moda, una de esas cosas que llamamos chic y, en contra de lo que podemos llegar a pensar, sí que es ciertamente eficaz para mantener un estilo de vida saludable. Sí, es cierto que nuestras madres seguramente pensarán que eso del ayuno es una trola, que bastante hambre se pasó hace años, que ahora tenemos la suerte de comer de todo y sólo pensamos en tonterías… Bueno, es bueno de todas formas hacer un equilibrio, nada es blanco o negro, ¿no es así?

Para empezar, ¿qué entendemos por ayuno terapeútico? Pues su definición más exacta sería: “La abstinencia completa de todas las sustancias, excepto el agua, pura en un ambiente de descanso completo“. Esto sería en términos absolutos, es decir, lo que la ciencia nos presenta sin ninguna clase de paliativo. Ir a trabajar un par de días sin desayunar, o pasar algunas tardes sin tomar el café de la merienda no es ayuno terapeútico; salir de marcha a un lugar ruidoso y saltarse la cena porque estás bailando o ingiriendo alcohol o refrescos, no es ayuno. Los términos claves son cero ingesta de ninguna clase de sustancia excepto agua, y un ambiente relajado. Harto difícil de conseguir en una sociedad como la nuestra y con nuestro ritmo de vida, ¿verdad?

Cuando el cuerpo recibe los requisitos de salud, incluida la dieta, el entorno, la actividad y la psicología adecuados, se puede mantener una salud óptima; si estos requisitos no se proporcionan adecuadamente, la salud se verá comprometida. Por eso, el mejor medio para facilitar la restauración de la salud es el ayuno terapéutico. Le permite al cuerpo crear una respuesta de curación fisiológica única que no tiene paralelo. Numerosos estudios están demostrando que ayunar alarga tu vida, pero siempre y cuando se haga correctamente y bajo la supervisión adecuada. Esta clase de ayuno debe realizarse siempre bajo prescripción médica y con un profesional al tanto de cada paso que damos. 

Es en el estado de ayuno que al cuerpo se le da la oportunidad de purificar sus tejidos, de eliminar las acumulaciones de tejido no deseadas, el crecimiento, etc. También le permite al cuerpo la oportunidad de dejar que los tejidos estresados ​​y que han sufrido abuso ​​sanen. El ayuno también se utiliza para lo que podría denominarse rejuvenescencia. Brinda una oportunidad para que el organismo “limpie la casa”, física y mentalmente; para que los desechos acumulados sean eliminados; y para permitir la introspección que a menudo falta en la prisa de la vida moderna. 

Claro que no todo el mundo en el mundo profesional está de acuerdo con este tipo de terapia de ayuno, así que numerosos estudios alternativos dan otras pautas que, una vez también estudiadas que parecen son también efectivas. No se trata tanto de perder peso con este ayuno, como la gran mayoría de personas parece creer, como si de purificar el cuerpo del exceso de toma de alimentos, o la mala administración, que en ocasiones puede ser también causa de ciertos trastorno. Así, también últimamente se hace uso de este ayuno terapeútico de forma parcial, es decir: saltarse alguna de las comidas habituales pero sin cambiar el resto de nuestros hábitos. También parece estar demostrándose que esto, en contra de lo que se pensaba, es beneficioso para el cuerpo, pues ayuda a purificarse y a cambiar nuestro metabolismo durante un corto período de tiempo, lo cual no produce perjuicio a largo plazo.

¿Y a ti, te convence esto del ayuno como terapia, o no acabas de verlo claro?